LAS TONTÁS

Como no tengo ningún buen amigo en la política, puedo decir esta frase sin temor a que ningún ser querido se me enfade. Pero cómo le gustan a nuestros políticos las “tontás”. Lo digo, por ejemplo, por el sarampión que les ha dado a todos con publicar sus declaraciones de la renta para demostrar que están limpios y que ganan lo que tienen que ganar. Que es una “tontá” parecida a que un terrorista invite a su casa a decenas de agentes de policía para que comprueben que él es un buen chico y no guarda en los armarios bazookas, ni dinamita, ni detonadores, ni documentos de identidad falsos, ni dinero de turbio origen. Normalmente, cuando uno hace cosas malas, tiende a la ocultación y los terroristas guardan sus armas en zulos, como los defraudadores esconden su dinero negro de los ojos de las autoridades. No estoy diciendo con esto que Rajoy y Rubalcaba tengan dinero en paraísos fiscales ni que se hayan hartado de cobrar en B. Lo que quiero decir es que con la bobada de enseñar sus declaraciones de la Renta, simplemente nos cuentan lo que se supone que ya sabemos y es que a Hacienda le cuentan lo que Hacienda ya sabe. Vaya, que en los impresos del IRPF, de momento, no aparece una casilla que ponga “Dinero negro”. Pero bueno, ellos están felices con esta pseudo-desnudez que seguramente les hace dormir mejor sintiéndose muchísimo menos culpables de la remierda en la que están metidos nuestros partidos políticos principales.
Nos pasa mucho en España. El tema pendular. Aquí nuestros políticos pasan de esquivar a la prensa cuando vienen mal dadas, a convertirse en los paladines que van a acabar con la corrupción política. O de defender hasta el absurdo al compañero de partido acusado de lo que sea, a ser los primeros que sacan el hacha cuando se ve claro que el compañero está hasta el cuello de basura. Y no sólo sucede con la corrupción; está pasando también, por ejemplo, con el caso de las pobres niñas muertas en el Madrid Arena. Hemos pasado de un absurdo dramático a un absurdo paralizante. Absurdo dramático: Hace unos meses hubo un promotor que, presuntamente, pudo organizar una fiesta multitudinaria saltándose todos los controles habidos y por haber sin que a las autoridades se les moviera un músculo. Absurdo paralizante: Ahora mismo si quieres organizar una conferencia de señoras muy monas y señores encorbatados en Madrid en la que hay más de cinco gatos, tienes que pedir permisos con semanas de antelación y rellenar 25.000 gili-formularios que sirven para que el político y el burócrata de turno se queden muuuucho más tranquilos. Y estaremos así hasta que se nos haya pasado el sobrecogimiento que provocan este tipo de sucesos. Luego volveremos a lo de siempre; “vaale hombre, pues mete a 1.000 más, que no va a pasar ná” o “bueeeno, quita unos cuantos de seguridad que, total, quién sevanterar” y esas laxitudes típicamente ibéricas que, cíclicamente, nos conducen a dramas, al descubrimiento de enormes chorizadas con dinero público o a que determinados delincuentes aprovechen los agujeros del sistema para colarse, forrarse e irse, casi siempre, de rositas.
Yo creo que ya he dicho en alguna cabra que viví 3 años en Suiza. Los helvéticos también tienen lo suyo, acogiendo una banca que ampara con una sonrisa a sátrapas de todo el mundo, pero tienen bastantes cosas buenas. Por ejemplo, son gente inflexible en el cumplimiento de las normas. Y no sólo es que sean inflexibles, sino que no está mal vista la delación. Si un ginebrino observa que su vecino está haciendo algo mal, lo denuncia porque cree que es su obligación. Muy por encima de su bienestar, o de su relación con su vecino, está el bienestar de todos y la relación de cada ciudadano con el resto de la gente de su país. En España, por ejemplo, si pagásemos las cosas con factura y si no hiciéramos todos pequeños fraudes, tendríamos una presión fiscal mucho menor. Pero aquí ni se nos ocurre denunciar a la inmobiliaria que nos alquila la casa para el veraneo por cobrarnos en negro, ni demandamos al chapuzas que nos hace una obrita sin factura. Ni ellos nos demandan a nosotros por pagarles sin IVA. Porque vivimos en la ficción de que ese mamoneo, esa laxitud nacional en el cumplimiento de las normas es mucho mejor que lo contrario.
Yo no sé si algún día pasará algo que nos haga mejorar en esto y nos convierta, espero, en un mejor país. Cuando tengamos unos políticos que dejen de gobernar a golpe de telediario improvisando “tontás” a medida que van surgiendo los problemas. Mientras tanto seguiremos de vez en cuando quejándonos de lo mangantes que son los demás y de los políticos tan malos que tenemos, sin pararnos a mirar que cada uno de nosotros formamos parte estructural del enorme chorizo que, visto desde fuera, es España.

10 comentarios en “LAS TONTÁS

  1. Antes de entrar en comparaciones con los ginebrinos es preciso contextuar el panorama tributario. En España, hoy me he despertado con la reseña de los premios Goya (¡cómo pintaría la gala en cuestión D. Francisco de Goya… !). Yo sé que, sin mucha transparencia, YO HE TRIBUTADO para que la P. los Barden y compañía vuelvan de las Bahamas para quejarse de la Sanidad. Sinceramente, me dan ganas de defraudar «un poquito» y «pasar» de pagar el IVA al fontanero que me tiene que arreglar un grifo. Nada digamos de lo que se me pasa por la cabeza cuando veo las subvenciones a sindicatos, las pensiones vitalicias a senadores… ¡para qué seguir!.

    Mientras, en España, Rubalcaba se desnuda un poquito (no me gustaría verlo desnudo del todo), como si eso redimiera sus asuntos más graves (su actuación policial, su control total de las comunicaciones… ). La máxima autoridad del Estado tiene conductas que no me gustan…
    ¿Sabes que te digo?. Que el hacer el ginebrino en España es, como dice el tango «Cambalache», hacer el gil.

    • Gracias Alejandro. Tienes toda la razón, es para mandarles a todos a la mierda. Pero algo habrá que hacer, ¿No? Yo no sé muy bien qué, pero de algún modo tendremos que conseguir que, en vez de ir para atrás, vayamos hacia adelante. Un abrazo.

  2. Mas razón que un santo.
    En España, no solo lo hacemos, además presumimos de pagar sin IVA, de piratear los libros y películas , de engañar al seguro……tenemos un poco lo que nos merecemos
    Un verdadero desastre

    • Gracias, Mercedes. Yo, por ejemplo, con lo de la piratería tengo broncas cada dos por tres con amigos míos que son muy honrados, pero se descargan libros, películas y libros gratis y no les parece que hagan mal. De todas formas, yo creo que el problema de la piratería es enano, comparado con el problema general que tenemos. Para mí uno de los dramas es que muchos de los políticos que, un modo u otro, meten la mano en la caja, no piensan realmente que están haciendo mal. Aquella frase de la ex ministra Calvo de que «el dinero público no es de nadie» es una constatación de lo profundamente que está metido en nuestro ADN el problema del manejo del dinero de todos.

  3. Suscribo todo lo que has escrito. Es una pena, pero es así… todo el mundo defrauda en la medida de sus posibilidades. ¿Podremos acabar con esto algún día? El panorama es desalentador y muy triste.

    • Gracias María. Yo creo que para que acabemos con esto tenemos que tomarlo en serio todos y empezar desde el colegio y dando ejemplo nosotros a nuestros niños y… Pero no sé yo si el lazarillo y todo lo que ha venido detrás está ya demasiado incrustado en nuestra esencia como para que lo cambiemos así como así. Yo creo que una manera es empezar a poner multas gordas y que, quien la haga la pague de verdad. Si te fijas hasta hace poco nadie usaba casco en moto, a pesar de que es obvio que es peligrosísimo no llevarlo. Desde que se pusieron serios con las multas, lo usa todo el mundo. Si al que hace pirulas lo crujen, se acaban las tonterías.

  4. Hola Carlos, por curiosidad he consultado la página oficial del Parlmento Europeo y he mirado los vídeos. Aqui la página, ( lo siento, no sé como se escriben links )http://www.europarl.europa.eu/ep-live/en/other-events/video?event=20130214-1000-SPECIAL-EUROSCOLA el caso es que en el minuto 10:49 se presenta el candidato español, que es de Cangas, Galicia, y habla muy bien inglés y la presentación realizada me parece que esta bien. Yo no sé de cuando es el vídeo del que tu has puesto el link. Ya que en el vídeo no queda reflejada la fecha.
    En fin, que creo que con la representación española de este año el 14 de Febrero, no quedamos nada mal.
    Un saludo

    • Gracias Emma. No te preocupes. Pondré el link de lo que tú me mandas en el post de esta semana. El problema es no tanto de los chavales, como de los que deciden que sean estos dos los que salgan. ¡Es que es tan penoso! Y lo peor de todo es que los profesores han protestado por las críticas que se les han hecho a los mozos; pobrecitos. Yo me alegro de que el chaval de Cangas haya quedado bien. Es que eso debería ser lo normal. Lo absolutamente anormal es lo de los chicos de San Clemente y sus profesores. Un abrazo.

  5. vaya, he escrito la respuesta en el artículo incorrecto. El comentario es para el articulo que has escrito el pasado 1 de Marzo.
    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.