LOS SOPLAPENES

Y empiezo así de fino porque los analistas de blogs me han insistido mucho en que está muy feo comenzar un post con un taco. Y, claro, escribir LOS SOPLAPOLLAS en mayúsculas, negrita y tipo de letra Cambria al 20, puede resultar muy agresivo.

Pero es que a mí me generan algo muy parecido a la agresividad esas personas que tienen tendencia natural a complicar las cosas y a generar situaciones tensas cuando puede uno conducirse de manera mucho más tranquila. Y, vaya, yo no es que sea Mahatma Gandhi, pero me muevo mucho mejor en ambientes tranquilos que en el estrés.

En este blog he dedicado numerosas líneas de mis Cabras a hablar de este tipo de personas; políticos de diverso color, el dúo Florentino-Mou que, como era de esperar, ha acabado en divorcio, o los que van por la vida dando por hecho que ellos merecen un trato diferente a los demás y que pueden tocar las narices al personal sin mancharse ni una mijita. En fin toda esa especie humana que cree que son mucho más listos que nosotros; los pobres tontos a los que vivir no se nos da tan bien como a ellos. Vaya por Dios.

Un ejemplo perfecto de esto que digo son algunos de los que se sientan cada tarde en el tendido 7 de Las Ventas. Yo soy muy aficionado a los toros y tengo que sufrir frecuentemente a estos señores que van a la plaza con la mala leche encima y dispuestos a compartir con los demás su úlcera de duodeno o sus tremendas almorranas. Que una cosa u otra han de tener para explicar semejante mal humor cotidiano a media tarde. Los hay en ese tendido que entienden de toros, pero se mezclan con una caterva de panolis que creen, por ejemplo, que ir a la plaza con un pañuelo verde es una señal de distinción y de independencia frente al poder establecido. La cuestión es que, cada dos por tres, deciden fastidiarle la tarde al torero que pisa el ruedo y con cuchufletas, pitos, palmas a destiempo y frases extemporáneas hacen que triunfar en Madrid sea cada vez más difícil. Y, por si hay lectores que no sepan el por qué del pañuelo verde taurino, lo explico. Cuando un toro es inválido y no sirve para la lidia, el presidente de la corrida saca un pañuelo verde para anunciar que el toro se devuelve a los corrales. Yo respeto profundamente las diferencias de opinión e incluso me parece muy bien que cada uno vaya a la plaza con lo que le dé la gana, pero reconozcamos que acudir a un espectáculo llevando un pañuelo verde anticipando que va a haber toros inválidos no es un buen indicio. Es como si alguien fuera al teatro con una redecilla de 2 kilos de tomates, por si los actores lo hacen mal. O como el que va a un concierto con tapones de corcho en el bolsillo para aislarse de unos previsibles desafines. Pues muchos de los del 7 van así a la plaza y están esperando que un toro pierda una mano, o que un torero dude, o que el matador ponga la muleta así o asá, para enseguida reprobarle con un pito, unas palmas de tango o gritando desgañitados: “¡Ponga usté bien la muletaaaaaaa!”.

Me van a perdonar, porque no quería convertir esto en un artículo de toros, pero me estaba saliendo sólo. Claro que no sé si es mejor eso que hacer otro post de fútbol para que me pongan a parir mi mujer y mis amigos no futboleros. Pero, siendo francos, a estas alturas, lo del Madrid, la salida del pesado de Mou y la convocatoria de elecciones del César Florentinus me aburre soberanamente.

No tengo en cambio esa desidia, lo reconozco, al hablar de la Consejería de Educación del Gobierno de Asturias y su soplapénica decisión de cambiar de nombre a las vacaciones de Semana Santa y Navidad para que dejen de tener molestísimas connotaciones religiosas. La consejera se ha debido quedar descansando después de tomar una decisión de tanto calado y que tanto va a ayudar a mejorar las estadísticas de fracaso escolar en su comunidad autónoma. Lo que espero es que sus próximos pasos no sean quitar la cruz de la bandera de Asturias o pedir que cambien el nombre del Hotel más famoso de Oviedo y deje de ser el “Reconquista” para pasar a ser el “Hotel de la Alianza de las Civilizaciones”, para no herir a los no cristianos que paseen por la capital asturiana. Menos mal que, al lado de soplapolleces como estas, de vez en cuando, la vida te da motivos para sonreír.

Me sucedió hace unos días paseando por la Gran Vía de Granada. Iba caminando distraído y hubo algo que llamó mi atención. Era un cartel discreto al lado de un portal y anunciaba a la Asociación de Viudas de Granada. No es que me haga gracia que haya viudas en Granada, Dios me libre, pero me pareció de una brillantez rayana en la genialidad el logotipo que han escogido para asociarse las mujeres que han perdido a sus maridos. No era un corazón roto, ni un ojo femenino llorando una lágrima, ni un árbol con las hojas caídas. No. Lo que escogieron fue un trébol de cuatro hojas. Las cabronas.

24 comentarios en “LOS SOPLAPENES

  1. Acabo de pasar una semanita en La Provenza y he visto con envidia la dignidad y la afición con que tratan a los toros como cultura en Arles, Nimes etc. Están presentes en todos sitios, más que en Sevilla.
    Desayunaba en una cafetería céntrica de Arles que pertenecía a un torero franchute que tenía un cuadrito que me encantó, decía » A mí me gustan los toros y por eso voy a la plaza. Si a ti no te gustan no vayas, a mí respétame».
    Me encantó, luego vuelves a España por la Cataluña española y ves que ahí los han prohibido los muy cretinos por ser los toros españoles, aunque también sean franceses. Podrían haber prohibido el foigras por lo que tiene de tortura real de la oca, pero eso es ampurdanés y por eso no procede.
    Conste que no me gustan los toros y no voy a la plaza por eso, pero tampoco me gusta el Barça y no por eso lo prohibiría. Ja, ja.
    Perdón por la disgresión.

    • Gracias Rafael. Lo de Francia con los Toros, además, va in crescendo y los toreros, ganaderos y demás gentes del toro dicen que es un gusto actuar allí. Y me ha encantado tu disgresión. Un abrazo.

  2. Todas esas cosas te pasan por ir al fútbol, a los toros y a pasear por Granada. Si te quedas quieto un rato verás que te falta una cabra sobre la anestesia general que estamos viviendo. Tras varios años de sobresalto en sobresalto, parece que volvemos a la triste normalidad y todo va a seguir igual, pero peor.

    • Como casi siempre, tienes razón Josesain. No sé si a eso de la anestesia has unido el hecho de que ayer reapareciera Aznar. Dios, cómo son estos líderes elegidos y tocados por la mano de Dios. Creen de verdad que, sin ellos, estaríamos mucho peor y cercanos al desgobierno. Y son unos pocos; Aznar, Florentino, Mou y dale un poco de tiempo al inefable ZP… Un abrazo y voy pensando en esa cabra de la anestesia.

  3. Mola tu artículo. Tienes razón con los del 7, son unos plomos. Por otro lado, no te preocupes, no creo que vayan mucho al teatro, ya se desahogan en la plaza…por eso no abundan los espectadores con redecillas de tomates. :))

    Y en cuanto a las viudas, realmente geniales… al mal tiempo, buena cara. Un poco de ese humor nos vendría muy bien a todos!

    • Gracias Arancha. Los del 7 me dan pena, porque hay bastantes buenos aficionados, pero los eclipsan los pesaos con afán de protagonismo y poco conocimiento. He visto a algunos de estos ejemplares protestar cosas absurdas que, sabiendo de toros un poco, no se protestarían jamás. Lo de las viudas de Granada, no sé si son unas cachondas o unas malévolas…;-)

  4. Te ha salido una Cabra fenomenal, Ca… rlos. En mi vida profesional tuve una relación muy rica con Asturias. Muy rica por la cultura de las personas que traté y por la exquisitez de su cocina o sus chigres populares. El palo que le das a la consejera creo que lo compartirán muchos asturianos.
    En cuanto a los toros, me gustaría que tu amigo Rafael me pudiera mandar una foto del cartel que vio en el País de Oc, a ser posible en francés. Lo pondría en el pasillo de casa, para que no se viera más que siempre que alguien pasa; sin pretensiones de adornar, pero que demuestre «de pasada» respeto a lo tradicional.
    Me resisto, como sabes, a dejar viuda a mi mujer; pero, llegado el caso, le puedes mandar un trébol de cuatro hojas como encargo póstumo.

    • Muchas gracias, Padrino sr. Le preguntaré a Rafael si hizo foto del cartelito en cuestión y a lo mejor la pongo yo en el blog. Respecto a lo de las viudas y los encarguitos fúnebres, yo que soy andaluz digo siempre lagarto lagarto, aunque tú seas un cachondo y le busques la vuelta humorística a todo. Me encanta verte bien. Un abrazo.

      • Lo siento, hice foto pero la tiré. Está en un café de una plaza muy céntrica de Arles en una cafetería lindante con el famoso café Van Gogh (lo hizo famoso el pintor porque hizo un cuadro de él). Es bonito para ver, no para comer.
        Por cierto, otra disgresión !qué requetebien se come en el Ampurdán¡ Id al Hotel Ampurdán en Figueras, !la leche¡ Podían aprender en Francia, en serio.

        • Gracias Rafael. Pues habrá que pedirle a alguno que vaya por allá que nos haga la foto. A mí también me gustaría tenerla. O podemos ir nosotros y ya de paso comer en el sitio ese del Ampurdán…

  5. Muy acertados los comentarios, Carlos:
    Respecto a Francia. Estuve en Nimes hace 2 años en la Feria de Septiembre. Ambiente español, muchos franceses se esforzaban en hablar español , los bares tenían nombres españoles y lo mejor de todo, estuvimos en un hotel muy taurino donde el DJ, amigo de Olivier, un amigo mío que visitó el Número Uno estos días, nos obsequió con un montón de canciones españolas y terminó con nuestro himno, por cierto, aplaudido por todo el mundo. Los franceses nos dan lecciones a los españolitos que somos un poco «maricomplejines» con estas cosas.
    Respecto al 7, comparto lo que dices con un pequeño matiz. Creo que es más cuestión de forma que de fondo. Me parece un despropósito y muy poco estético el mal gusto y la mala educación. Eso de chillar, y hacer aspavientos mientras un tío se juega la vida abajo, es bastante vulgar ¿no? Hay momentos para exteriorizar democráticamente lo que se piensa.
    Sin embargo, creo que tanto el 7 como otros muchos aficionados, queremos una fiesta íntegra. Yo no voy con pañuelo verde pero tampoco me gusta que me tomen el pelo. No hay que permitir que salgan por los corrales animales sin el trapío y la casta suficiente para Madrid. ¿Dónde están los de Dolores Aguirre, los Miuras…? Con Figurines que exigen corridas de su gusto, desaparición de la suerte de varas y algunos incumplimientos al reglamento. En eso sí que estoy de acuerdo con el Rosco cuando gritaba: ¿A quien defiende la autoridad?
    Abrazos y enhorabuena por tu blog, no lo conocía y me parece genial.

    • Gracias Andrés. Yo no te quito la razón. Yo también creo que se debe mantener el nivel y que según qué cosas no deben pasar en Madrid. Pero muchas veces confundimos tamaños con trapíos y en Madrid es imposible ver un toro cariavacado porque lo pitan por chico o uno escurrido de carnes aunque sea largo como una serpiente y pese 540 kilos, porque lo echan para atrás. Si los toros no van con una cornamenta desafiante y enmorrillados al máximo, los pitan por gatos. Y por muy terciado que sea, un toro de 500 kilos te puede partir por la mitad. Mira, yo recuerdo la rabia que sentí hace más de 20 años cuando murió casi en el ruedo un banderillero de Joselito que se llamaba el Campeño. Aquel era su debut en Las Ventas y estaba viéndole toda su familia. En su primer par pasó en falso de una manera poco agraciada y numerosos espectadores hicieron burla del desaire y se rieron de él. Campeño, picado en el orgullo, volvió con los palos a los medios e intentó lucirse con un toro que era un hijoputa. El toro empezó a soltarle derrotes hasta que le acabó metiendo una cornada en el cuello que no lo mató en el acto porque estaba en Madrid y en las tablas del 5. Murió días después en el hospital. Yo creí en aquellos días que quizás la muerte de Campeño iba a servir para muchos que tienen poco respeto se dieran cuenta de que los toros matan. El impacto duró unos días, pero en dos semanas, volvieron las coñas y las cuchufletas de los irrespetuosos. A mí me parece muy bien todo, pero creo que es inaceptable la cantidad de veces que en el 7 y en otros tendidos se le pierde el respeto a los toreros. Y vaya rollo te he soltado… Un abrazo y gracias por leerlo.

      • Sí, sí, estamos alineados. Yo también vi al Juli un día desde el mismo 7 (toda una experiencia) , le pitaron injustamente se arrimó y le cogió el toro. Le estuvimos diciendo al tío que se callase…y le dio absolutamente igual…mala educación.
        Es una plaza donde hay gente que va de lista, otros vienen de trabajar enfadados con el jefe y la pagan con quien sea. En otras los festejos son en fiestas y hay mucho más ganas de juerga.
        Son demasiadas corridas y no es fácil tener cabezas de camada; pero es la primera plaza del mundo. Deberían estar ahí como en Bilbao o Pamplona.
        Trapio? Un santacoloma no es grandote; pero si tiene trapío, que no kilos, en teoría sólo lo pitarían los ignorantes.

  6. Me encanta mirar el correo y ver que tengo una cabra nueva :).
    Totalmente de acuerdo que aburrida es la gente que viene enfadada de serie.
    Yo me paso el día diciendo a mis hijos, sonrie, mira a la cara, sonrie.
    Buenos dias una barra de pan (sonrie) que no cuesta nada.
    Y pensaba que caía en saco roto….hasta que mi hija fue a estudiar un año a Inglaterra, la primera vuelta a casa después de dos meses ,dijo que lo que mas echaba de menos es que nadie te miraba a los ojos y nadie sonreía sonreía.jajaja…dbe ser la falta de sol.

    • Gracias Mercedes. Lo de sonreír, parece que no, pero hace muchísimo más agradable la vida no sólo al que recibe la sonrisa, sino al que la produce… Un abrazo.

  7. Querido Carlos:Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión sobre los «impresentables del tendido 7 que patece que sólo van a la plaza a protestar.En todas las plazas ha habido siempre protestas por algún toro que no gustaba.pero yo ,que como sabes llevo viendo toros desde chica ,y ya son años, no he visto nunca tan poco respeto al torero que se está jugando la vida en ese momento.Y desde luego ir a la plaza con el pañuelo verde es demencial.En Madrid se creen que saben más de toros que nadie, y a veces se han devuelto toros que podían haber dado un buen juego,sólo porque al salir del corral se hayan caído.Lo de Barcelona es una pena pero ellos se lo pierden. Bueno a ver si esta vez te llega. Un abrazo

    • Gracias, Madre. Efectivamente ha llegado. Y es cierto, da envidia ir a los toros en otras plazas y notar (en la mayoría) mucho mayor respeto por los que van vestidos de luces. Pero tendremos que seguir penando con los pesaos del 7. Un beso.

  8. Que pereza esa gente que está predispuesta a crear tensión verdad? Ellos son unos infelices y lo que te sale de dentro es evitarles, lo malo es que en las ventas evitar a los del 7 es imposible y aunque como decis hay que mantener el nivel de las ventas a mi siempre me han parecido unos prepotentes!
    Lo de las viudas de Granada GENIAL

    • Gracias María. Efectivamente son inevitables. Yo me conformaría con que tuvieran un poco más de respeto con los que están jugándose las femorales. Y las viudas granadinas, unas tías muy listas y muy graciosas… Beso

  9. Carlos precisamente estoy en Granada y aquí puede pasar cualquier cosa, pues no quiere algún partido que no se celebré la toma de Granada por racista!
    Hoy me has tocado la fibras sensibles con los gilipollas del tendido siete. Si, con todos, porque hay que ser gilipollas para entender de toros y estar en ese tendido sin haber mandado a la mierda a esa gentuza.
    Te propongo que un día hagas una cabra con un pañuelo verde y que tus habituales mandemos a los corrales a algunos.
    Yo hoy saco el pañuelo verde para:
    Los del siete (hoy y siempre)
    Los que hoy se alegran y aplauden la destitución de Mouriño y hace un año hacían palmas hasta con las orejas defendiéndolo con su propia sangre
    A José María Aznar
    Y a un hijo puta ( perdón ) que hoy me ha saludado con dos besos y luego me ha dicho: desde la última vez que estuviste en Granada has engordado

    Damian Contreras Morillo

    • Gracias Damián. La próxima vez que te digan eso de ¡Estás más gordo! Di lo mismo que dije yo la última vez que me lo dijeron: «Y tú más viejo». No sirve para nada, pero…

  10. A menudo, la «malafollá granaína» se acompaña de un humor indescriptible y genial, aunque parezca paradójico. Deduzco que mis paisanas viudas andan sobradas de ambos. Lo del tipo que se ha encontrado Elisa es sólo «malafollá», sin humor ninguno.¡¡Más sonrisas y menos gente tóxica tipo «tendido 7»!!

    • Gracias María de Graná. Voy a buscar la dirección exacta del club paras enviarles el artículo. Respecto a la «malafollá» yo puedo dar fe de que es una leyenda. Al menos a mi familia y a mí nos habéis hecho sentir siempre allí como si fuéramos granaínos de toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.