LOS QUE LE ECHAN MORRO

Anda que se ha cubierto de gloria la Cospedal. Con lo mona que habría estado callada y tiene que dar un paso al frente (al menos eso le honra) para defender a Camps y Barberá del “ataque” de un juez (eso ya le honra un poquito menos). Hablo del caso Noos; el juez ha anunciado que observa indicios de delito en la conducta de ambos mandatarios al contratar a las fundaciones de Urdangarín. Y a la Secretaria General del PP eso le parece mal, porque con esa decisión “se trata de perjudicar a personas con responsabilidades públicas”.

Y no sólo eso; para defender a sus compañeros de partido doña Mª Dolores dice que “esos eventos se hicieron y se vieron”. Sí, maja, pero ¿a qué precio? Si voy yo con mi empresa a ver a doña Rita Barberá pidiendo las millonadas que pedía Urdangarín (y se las daban), a la alcaldesa de Valencia, en caso de haberme recibido, le habría salido una hernia inguinal de la risa. Pero es que el marido de la Infanta llegaba, pedía una millonada por tres mamarrachadas y se la daban mientras babeaban y tocaban la chepa del Duque demediado.

LOS PELOTAS DE URDANGARÍN

Ya he dicho aquí en varias ocasiones que, para mí, el principal problema del caso Urdangarín no es el yerno del Rey, sino la cantidad ingente de imbéciles que, desde sus cargos públicos, utilizaron el dinero de todos para adorar al Santo por la peana. Oséase; hacerle la pelota al Rey vía su yerno. Pero en España, me decía el otro día mi amigo Pepe Jordana, tenemos una especie de indolencia que nos impide pedir la guillotina para los políticos que nos roban o que, como parece en este caso, hacen con el dinero público un “carmencalvo”; vaya, que, como no es de nadie, lo gastamos bobamente.

No sé por qué con los políticos corruptos o malgastones somos tan blandos, porque cuando hay delincuentes como nosotros, de la plebe, a los que han pillado de algún modo con el carrito del helado, vamos en legión a la puerta de la comisaría a llamarle al susodicho “hideputaaaaa” o cosas peores, aunque no conozcamos de nada ni al malo ni a su víctima. Insisto en que no quiero defender a Urdangarín, que tampoco es plebe, pero todos esos que iban al juzgado a ponerle de chupa de dómine, ¿por qué no van a las sedes de los distintos gobiernos que le han soltado la pasta a pedir dimisiones?

 

Yo creo que esa falta de respuesta ante los políticos que nos roban es porque, en el fondo, nos parece que lo de echarle morro no está tan mal. Mira que soy católico, pero creo que en este aspecto, los países protestantes nos llevan mucha delantera. Yo no digo que en países de tradición protestante no haya políticos y gestores de la cosa pública que le echen cara y hagan de su capa un sayo, pero es un tema de porcentajes. En esos países probablemente, el porcentaje de personas que le echan morro y que, si les dejaran, abusarían debe ser de un 20 por ciento. En España, por desgracia, yo creo que ese 20 por ciento es el de las personas que, pudiendo, no meterían la mano en la caja o no malgastarían.

Lo malo es que, de todos los que han robado o malgastado en España ¿Cuántos han tenido un encuentro con la ley? Y de esos ¿Cuántos han recibido condenas? Y de esos ¿Cuántos han devuelto el dinero? Probablemente nos deprimamos al ir respondiendo estas preguntas con la certeza de que aquí los políticos irresponsables no pagan jamás por sus desmanes.

Pero es que, en algunos aspectos, somos un país de pandereta. No sé cuántos de ustedes tendrán un vecino moroso en sus casas. Nosotros tenemos la desgracia de tener uno que debe a la comunidad recibos por valor de 6.000 euros. Él vino a la última reunión con cara de pena diciendo que lo lamenta muchísimo y que va a pagar en cuanto pueda.

Desde entonces me he ido fijando y el tío, con dos criadillas, tiene 3 coches. Su mujer utiliza un descapotable que nosotros no nos compramos porque me dijo mi santa esposa que no nos lo podíamos permitir. ¿Saben qué modelo de coche tiene el hijo del moroso? Un Audi A3. ¿Y saben cuál es la marca de la maleta con la que le vi el otro día esperando un taxi en la puerta de casa? Louis Vuitton. Y de las buenas. ¿Y saben cuál es el décimo vecino (de 64) en consumo de agua caliente de la comunidad con sólo dos hijos? Pues el que no paga nada desde hace un año.

Lo malo es que, ante este ser humano, la comunidad no puede hacer absolutamente nada, excepto denunciarle. Yo, en una de las últimas juntas propuse que se le retiraran determinados servicios comunitarios y me dijeron que la ley impide que se haga eso. ¿Cómo podemos hacer leyes tan estúpidas que protegen al que le echa morro frente a los cumplidores? Pues porque no nos parece mal que haya abusones.

Por eso en cualquier país serio del mundo si uno firma un cheque sin fondos o da un pagaré falso se le cae el pelo. Aquí en España no pasa nada e, incluso, si llamas chorizo al que te ha estafado te puede ganar una demanda por atentado a su honor.

Que, recórcholis, ahora que lo pienso. A ver si mi vecino me va a demandar por contar que es un moroso. Pues hala, estimado deudor, como dicen los famosos de medio pelo que salen en el Sálvame: “Dejo el tema en manos de mis abogados (un famoso de medio pelo que se precie JAMÁS tiene sólo un abogado). Nos vemos en los tribunales.”

17 comentarios en “LOS QUE LE ECHAN MORRO

  1. No te falta razon Carlos. Totalmente de acuerdo en el comentario sobre los paises protestantes, Ah, y tambien me considero catolico

    • Muchas gracias, Antonio. Aunque los suizos que tú y yo conocemos bien tienen sus cosillas, ya podríamos aprender algunas cosas de ellos. Un abrazo.

  2. Reconozco que las cabras de Carlos me ponen un poco cabrero cuando abro el correo bien temprano por la mañana. Por eso suelo ser el primero en comentar, ventajas de jubileta. Sobre la corrupción diré que 1) no es un tema exclusivo de políticos sino un tema integral, de arriba a abajo de este país, de derecha a izquierda y 2) viene de muy lejos, es secular en nuestra historia, parece que en España la estamos empezando a descubrir pero ahí ha estado desde siempre.
    Los ejemplos que más me gustan son el de la pobre Ana Mato que no se entera de dónde viene el Jaguar que está aparcado en su plaza de garaje ( a mi mujer le pasa exactamente igual ja,ja), ni tampoco se entera de quién le ha pagado el viaje a Disney con los niños. El otro es del palacio de la UGT en Mérida avalado por el ayuntamiento aunque no le va a la zaga la superoficina con tres coches del expresidente Rogríguez Ibarra en esta misma ciudad.
    Un cosa que matizaría a Carlos es que los políticos son tan corruptos como el resto de los ciudadanos, como ése que dice «cuánto es sin iva», o el trabajador que hace novillos, el autónomo que es una máquina de evadir impuestos. Éste es un país de escaqueadores. Lo bueno es que nos empezamos a dar cuenta de que nuestro país ha aceptado la corrupción son decir ni pío y ahora estamos empezando a detestarla, por ahí se empieza, pero aceptemos que el político no es más que un fiel reflejo del corrupto ciudadano, o ¿qué esperábamos? ¿que sólo hay un Undargarín? me temo que no.

    • Gracias Rafael, totalmente de acuerdo contigo. De hecho, en varias cabras digo que esto es un problema que está agarrado a nuestro ADN. Pero hoy, sobre todo, lo que quería era incidir sobre el hecho de que no estemos quemando en la hoguera a los políticos que malgastan y roban. El problema principal es que llegan a la poltrona y gastan como si tuviesen una máquina de billetes en el despacho. No la tienen, obviamente, pero la máquina de billetes ha sido durante muchos años la garantía del estado y una capacidad para endeudarse totalmente fuera de lógica. Cualquiera de los irresponsables que nos gobiernan en ayuntamientos, comunidades y gobierno central actúan así en sus casas? Ya me extrañaría que Gallardón, por poner un ejemplo, hubiera manejado las cuentas de su casa en los últimos 10 años como manejó, por ejemplo, el ayuntamiento de Madrid. Anoche mismo, hablando con mi mujer sobre nuestro vecino el moroso, me decía que, después de escribir esto, este verano no iba a poder mirarle a la cara en la piscina; !»qué vergüenza»! Y no nos damos cuenta de que, el que debería ir con la cabeza gacha y avergonzado es él. Sin embargo, va por la comunidad saludando alegremente al que se encuentra y mostrando, a todo el que los quiera ver, sus signos externos de riqueza. Un abrazo

    • Rafel, quizás te perdiste esta, pero léete una que se llama «¿Somos humanos? o ¿somos españoles?». Habla exactamente de lo que tú comentas. Un abrazo.

  3. me ha gustado mucho el artículo. Joeeeeeee con el vecinito, habrá que enviarle un colombiano…es cuestión de prioridades, antes que la comunidad los coches, los viajes, el estatus, etc. y también está el vecino honrado que le pasa eso y se aprieta y lo ves y le intentas ayudar…

    Lo del Norte de Europa es cultural, no sólo religioso. Los principios cristianos son los mismos… ¿Cuántas veces los españoles le hemos echado morro por ahí fuera? No les entra en la cabeza que no hagas cola, que hagas un simpa, que hagas una pirula con el coche, etc. simplemente piensan que habrá un motivo grave para tal comportamiento.

    Que paséis un gran día y buen fin de semana¡¡¡¡

    • Muchas gracias, Tipi. Seguro que es cultural, pero yo creo que la huída de los protestantes en el Siglo XVI y su lucha contra la corrupción que había entonces en Roma hizo que, en muchos aspectos, observaran un puritanismo y una rectitud en el cumplimiento de las normas, que no es tan común en los países de tradición católica. Si tienes que decir cuáles son los dos países de Europa con mayoría abrumadora católica, esos son Italia y España. Y somos probablemente dos de los países con más corrupción estructural de la Unión. ¿Es casualidad? Yo creo que no. Y lo de mi vecino. ¡Qué le vamos a hacer! Mientras nuestras leyes protejan más al caradura que al cumplidor, vamos a seguir igual. Yo, por mucho que me lo expliquen, no entiendo por qué no se le puede cortar el agua caliente, que es comunitaria, ni por qué no podemos cambiar las claves de los mandos del garaje y darle las nuevas sólo a los que estén al corriente de pago, ni por qué no se puede cambiar la cerradura de la puerta de la piscina y darle las llaves únicamente a los vecinos que cumplen. Pues según la ley, no podemos hacer ninguna de esas cosas. Si le quitásemos el agua caliente, vendería el Audi del nene mañana. Eso en el caso de que lo haya pagado… Un abrazo.

  4. Asombrado me dejas con lo de Cospedal (esta semana me he dado el homenaje de no leer el periódico)
    Alfred Hitchcock decía que los actores acaban creyéndose que las frases que dicen las han escrito ellos. Con los políticos de España y el resto de Europa pasa algo parecido: se creen que como han llegado a tener poder son listos. Y si no, ahí tienes a la ex hippie profesora de química alemana y su amigo Olli Rehn llevándole la contraria a unos cuantos premios Nobel de economía ¡¿Qué sabrán ellos?!
    Me recuerdan a aquel inventor audaz que, persuadido de haber resuelto el enigma del vuelo, se lanzó desde el primer piso de la Torre Eiffel con unas alas de fabricación casera. Cincuenta metros mas abajo su alma inmortal atravesaba el planeta en dirección a las antípodas preguntándose por qué no habría hecho caso a los científicos, liberada ya de la molesta carga de su envoltorio mortal, que quedó hecho una pulpa junto a las alas infalibles en un boquete de treinta centímetros de profundidad al pie de la torre.
    La única diferencia es que en el caso de los políticos, en vez de saltar ellos nos tiran a nosotros mientras nos gritan desde la barandilla que agitemos más las alas que nos prescribieron…

    • Es que si digo coño o similar, mi mujer, mis hijos, mi madre y una tía mía me critican por utilizar un lenguaje vulgar que empobrece mis artículos… Un abrazo, repámpanos!

  5. Totalmente de acuerdo con lo que dices hoy en tu artículo a propósito de Urdangarín, él podía pedir la luna si hubiera querido, pero son los políticos los que aprobaron y le dieron esas enormes cantidades de dinero público, y digo yo que tendrían que responder por ello…

    • Gracias Milagros. Yo no sé si Urdangarín irá a la cárcel, pero me jugaría un pie a que ninguno de los políticos que le soltaron la morterada va a pisar el trullo. Un abrazo.

      • Pues seguro que no lo perdías (el pie, digo)… Y seguirán viviendo del dinero público, a lo mejor no en primera fila, porque está feo, pero en segundo plano, que es aún mejor….Otro abrazo para tí.

  6. Yo discrepo, que es más divertido. Los que le soltaron la tela al Urdangarín tienen una parte de culpa, pero no olvidemos nunca quién daba el primer paso. Cuando alguien viene a pedir algo, es inevitable temer las consecuencias que pueda acarrear el decirle que no. Y mucho ojo que no les estoy disculpando. Pero el primero en ir al trullo debe ser él, claramente. Y los que no le dijeron que hacer eso está feo.

    En segundo lugar, nunca aceptaré que la corrupción nos venga en el ADN. La tolerancia con ella puede ser, pero la gran mayoría de tus vecinos paga sus cuotas de la comunidad religiosamente y no puedes generalizar por culpa de ese sinvergüenza. Vete hasta Cádiz conduciendo y verás a medio centenar de locos al volante jugando con la vida de los demás. Aunque esos sean los que te llamen la atención, prueba a fijarte en la inmensa mayoría silenciosa que se hace sus 7h de coche resignadamente a 120Km/h, conduciendo con prudencia. Los mismos que nunca pedimos facturas sin IVA, ni nos guardamos la factura del restaurante.

    Y por último, una anécdota: El viernes pasado estuve dando un taller en la cárcel de Estremera. Pasé mucho rato hablando con reclusos y es espeluznante la sensación de injusticia cuando compruebas in situ cómo esta sociedad se permite privar de libertad, sin demasiados miramientos, a cualquier persona que no tenga recursos para defenderse, mientras tanto hijoputa campa a sus anchas por la calle, las teles e incluso los palacios del reino. De verdad te digo que no te imaginas lo distinto que resuenan las cabras de tu blog desde un patio custodiado por muros, garitas, verjas y alambre de espino. Escalofriante.

    • Gracias Josesain. Me encanta que discrepes, aunque no discrepas tanto; ya ves que opinas muy parecido a Pepe Jordana. Estamos casi de acuerdo en lo de Urdangarín; yo no le quito ni mijita de responsabilidad, pero, los que tendrían que haberle mandado a la mierda son los políticos. Tú de verdad crees que si el dinero que le dieron hubiera sido de la cuenta corriente de Camps o de la Barberá se lo habrían dado tan alegremente? Yo creo que, hasta que los políticos no usen nuestro dinero como usan el de sus familias, seguiremos igual. Y yo sí creo que lo llevamos en el ADN. Es cierto que la mayor parte de mis vecinos pagan y que la mayoría cumplimos las normas, pero en España vemos a gente saltándose a la torera según qué normas y nos parece poco raro. Ayer me contaba un amigo que, paseando por Zurich, se encontró con un montón de gente mirando algo. Resulta que era una grúa retirando un coche mal aparcado. Eso, en países como Suiza es algo extraordinario, porque a nadie se le ocurre dejar su coche en un lugar prohibido o en el que puede molestar. Aquí en España, todavía, si le dices algo al que ha aparcado mal, se te pone chulo y te grita. Y lo de la cárcel pues es así de triste; tiene muchas más consecuencias para las personas normales hoy en día robar 300 euros que robar 30 millones. Un abrazo.

  7. Querido Carlos : Estoy completamente de acuerdo con tu artículo tanto en lo referente al tema de Urdangarín como en lo del vecino «moroso».Respecto a éste yo creo que algo se puede hacer ,nosotros tuvimos también uno,a ver si me entero qué procedimiento se utilizó para hacerle pagar. Lo de los políticos me parece una verguenza que haya tanto «chorizo»,y nadie devuelva un duro, mien-tras al pobre que a lo mejor roba para comer y lo tienen 2 años en la cárcel.Espero que algún día cambie y los que roban con «guante blanco» devuelvan todo lo que se llevaron. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.