LAS EXPLICACIONES

No hay nada peor para un político que tener que explicarse. La mayoría de los que se dedican a la cosa pública tienen una cierta gracia para hablar; una oratoria que les lleva a convencer al que les escucha, por lo bien que lo dicen todo sin mirar al papel. No es imprescindible para gobernar (ahí está el increíble caso de Mariano Rajoy), pero ayuda.
No sé si a ustedes les pasa, pero yo, que seré hombre de poco criterio, en las pelis de juicios, oigo al abogado defensor y es que me convence muchísimo. Pero es que luego escucho al fiscal y, oigan, me embelesa totalmente con su labia. Quizás es que yo soy tirando a simple, o es que te ganan por la oratoria. Con los políticos pasa igual. Recuerdo a Zapatero, cuando ponía esos ojillos de Boyscout en trance para decirnos cualquier tontada. Pero ZP lo decía tan bien y estaba tan iluminado por su baraka, que nos dejaba a todos convencidísimos de que, si no apoyábamos, por ejemplo, la Alianza de las Civilizaciones, éramos unos insensibles.
Me estoy yendo de la línea. Lo que quiero decir es que los políticos resultan muy convincentes soltando discursos más o menos vagos sobre materias que dominan o acerca de asuntos sobre los que se han preparado mucho, pero les cuesta un mundo ser igual de convincentes cuando se les pone en un aprieto. Y un aprieto, para un político, es tener que dar explicaciones. Y ya no les cuento si las explicaciones tienen que darlas delante de un periodista que no les va a hacer la típica cuestión a la que él conteste “me gusta que haga esa pregunta”.
Digo esto porque en los últimos días hemos visto a varios políticos intentando salir del apuro como alguien que camina con zapatos de tacón por una pista de hielo. O sea mal.
Rajoy tenía motivos para no querer hablar ante la prensa el sábado pasado. No quería ver ni en pintura a los periodistas, no fuera a ser que le preguntaran algo incómodo. Y se entienden sus temores porque en Alemania, que estaba hiperprotegido por la Merkel y debía llevar la lección más que aprendida, metió la pata. Y ya se ha dicho que no quería decir lo que dijo, pero la cuestión es que, hablando de los supuestos papeles de Bárcenas, deslizó un “no es cierto, salvo alguna cosa, que es lo que han publicado los medios de comunicación”, que es una gallegada de padre y muy señor mío. Por eso a todos los políticos se les llena la boca de respeto a los medios cuando están en la oposición, pero, cuando llegan al poder, les cuesta una burrada hablar en campo abierto con la prensa. Y lo que hacen es conceder entrevistas con cuestionario pactado, ruedas de prensa sin preguntas o, directamente, absurdeces como la del sábado, con Rajoy en la sede del PP hablando en un monitor y los periodistas en otra sala , por supuesto, sin derecho a preguntar.
Claro que a veces es peor que den explicaciones, sin que nadie se las pida. Sobre todo cuando piensan que somos bobos. El lunes pasado la Ministra de Trabajo, Fátima Báñez, daba las terroríficas cifras de paro registrado en enero en el INEM. Siendo consciente de que los números son horrorosos, la ministra, desde mi punto de vista, cometió el evitable desliz de dar explicaciones. Y dijo: “Son datos mejores que los anteriores, porque cada vez es menor el porcentaje de aumento del número de parados”… Hombre, es que sólo faltaba. Cada vez queda menos gente trabajando y más gente en el INEM; si el crecimiento de los inscritos en el INEM no fuera bajando porcentualmente, ya sería para decir apaga y vámonos. Pero, un político, antes muerto que reconociendo que los datos que va a dar son una castaña de aúpa.
Me recuerda a lo de las audiencias de los programas de radio cuando sale el EGM. No hay jamás una radio que reconozca que pierde oyentes, ni hay un solo programa que se pegue una galleta desoladora. Cuando en las radios cuentan sus datos de audiencia, hablan de programas que crecen con respecto al EGM anterior, que suben, pero en comparación con el mismo período del año anterior, que multiplican su audiencia, que ganan a sus competidores, que mejoran en esta u otra franja… Y luego está lo chungo, en la parte baja; esos programas de los que, lo mires como lo mires, no puedes decir nada positivo. Pues esos programas que escuchan la madre del locutor y su cónyuge “se consolidan”.
Bien mirado, con la racha que llevan nuestros dos partidos principales y sus respectivos líderes, si trasladamos ese modo de leer las audiencias de la radio a la manera de interpretar las encuestas de la política nacional, los datos del último barómetro del CIS son muy inquietantes para los grandes. Parece que UPyD e Izquierda Unida suben como la espuma, ganan a sus competidores y mejoran sus expectativas. Sin embargo hay dos señores con barba, que empiezan por R, que da la sensación de que “se consolidan” y en sus partidos están empezando a pedirles explicaciones. Y si yo fuera ellos tendría los glúteos duros como piedras de la tensión.

12 comentarios en “LAS EXPLICACIONES

    • Gracias Josesain. No sé por qué me da que ellos van a seguir como siempre, pero también la culpa es nuestra. Nos hacen todo tipo de perrerías, dejan que se produzcan chorizadas en ayuntamientos, comunidades y gobierno central y seguimos votándoles masivamente. Quizás es el momento de mirar si no se puede votar a otros partidos, aunque ya se encargan los sustentadores de los grandes partidos de hablar fatal constantemente por ejemplo de UPyD , que a mí me parecen gente coherente y sensata. No sé si luego saldrían rana, pero tienen buena pinta.

  1. No jorobes Carlos, si fueron unas explicaciones fantásticas. A mi me convenció con eso de que me mostrará la casilla de la declaración de la renta 357B donde se pone el dinero en negro y ver que la tenia en blanco. Lo mismo que el Dioni, que tampoco declaró lo del furgón y por eso estuv poquito en la carcel. Lo mínimo hasta que se subsano el error. Vamos que si preguntas por alforjas, en mi casa hay un tambor… Mientras Rubalcabra manifestandose en Sevilla junto con los EREs…. Es mejor leer solo los deportes que si no da la depre continua, y este año los del Athletic, ni hay mejoramos.

    • Jajaja. Gracias Txema. Lo malo es que hablan en serio y el tío dice todo feliz que para demostrar que no ha cobrado dinero negro va a enseñarnos su declaración de Renta. En fin. Tenemos lo que nos merecemos. Un abrazo

  2. A mi es que me producen verguenza ajena…Cuando empiezan a decir «les aseguro» o «Estoy totalmente convencido»….es que me da la risa. Discursos vacios, frases hechas …que pereza y asquito me dan todos.
    Si dimiten o no ya casi es lo menos…Lo que queremos es ver a alguno de estos en chirona por mangantes y jetas..pero claro, eso es saber a que huelen las nubes….

    • Me temo que lo de ver en chirona a uno de estos va a costar un pelín. Aunque bueno, yo me conformo con que devuelvan la pasta, que eso sí que no lo hace ni Blas. Lo de las nubes, igual ZP sabe algo…

  3. No tenemos unos politicos corruptos, tenemos una sociedad corrupta. Como ademas de chorizos, somos unos soberbios y unos perezosos, para que vamos a preparar unas explicaciones que nadie nos va a pedir.
    Hasta que en cada familia, cada colegio, cada cancha deportiva no haya tolerancia 0 con los tramposos, seguiremos escuchando las mismas explicaciones…

    • Gracias Irene. Más o menos eso era el argumento de La Cabra en la que me preguntaba si «¿Somos humanos o somos españoles?» Que nos metemos mucho con los políticos, pero que todos en el fondo somos un pelín choricillos, porque los llevamos en la sangre Lazarilla tan hispana. Estoy de acuerdo en que lo de acabar con la corrupción se tiene que empezar desde la infancia.

  4. Te doy toda la razón Carlos. Pero además del cabreo y de la sensación de impotencia que me causa esta \»ausencia total de explicaciones\», lo que más me jode es la complicidad entre los dos grandes partidos. No se hace \»oposición real\». Se limitan a descalificarse unos a otros y a decirse cosas como las que nos decíamos en el colegio de pequeños: \»Pues tú más!!\», \»El tuyo que es más cirullo!!!\». Subvenciones y falsos ERE a dedo en Andalucía, Caso Gurtel, Bárcenas, Pepiño Blanco, incumplimientos descarados de promesas electorales (soy autónomo y sigo pagando el IVA antes de cobrar las facturas)…
    Hay una especie de pacto mutuo de encubrimiento que me resulta profundamente indignante y que me hace sentirme prácticamente impotente (ahora más aún, porque el único recurso que tenía para denunciar a los que me contratan, cobran por mi trabajo y luego no me pagan, era la Justicia Gratuita.)
    Como profesional de la publicidad he tenido la oportunidad de trabajar de creativo y de realizador tanto para el PP como para el PSOE.

    En ambos Partidos he conocido gente increíblemente entusiasta, con vocación de servicio y con una profunda convicción de poder mejorar las cosas. Insisto. En ambos.
    Pero somos el país del chanchullo, del amiguismo, del pelotazo. Se tapa y encubre al corrupto con la excusa de \»Los otros son peores\». Los que se meten en política con la intención de colaborar con el bien común, son inmediatamente neutralizados por los que lo hacen con el fin de medrar y enriquecerse, sabiendo además que van a salir impunes porque la tarta se la reparten entre ellos y a no ser que la hagan muy muy gorda, lo peor que les puede pasar es una condena, indulto posterior y cargo en Telefónica…
    En definitiva, le doy la razón a Inés en el comentario anterior. La culpa final es nuestra por tolerarlo, tolerarles y quejarnos de ellos solamente entre nosotros, en la oficina, con los amigos, en los bares… o en los chats.
    P-)

    añado 2 links muy actuales:
    http://www.youtube.com/watch?v=PoofzyaLb4M
    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/07/espana/1360233889.html

    • Gracias Satrus. Espero que vayamos mejorando, aunque viendo cosas como lo de la Botella respondiendo al de UPyD te das cuenta de que yo creo que no entienden nada. Lo malo es que en el camino van a acabar consiguiendo que salga uno de esos partidos extremos (por la derecha o por la izquierda) y empiece a haber pollos considerables por las calles. Hay mucha gente muy quemada y estos panolis no les están dando respuesta. Y cuando sale uno de ellos (de UPyD, por ejemplo) y dice las cosas como son, se le echan encima PP y PSOE al alimón, no sea que estos les quiten su parte de pastel, con lo que mola ser partido hegemónico… Un abrazo.

  5. La única esperanza que me queda – y ya sabemos que es lo último que se pierde – es que estemos tocando fondo y haya una catársis. Este sistema no da más de sí. Tenemos una partitocracia llena de clientelismo, que se tapa las vergüenzas a sí misma para sobrevivir. No hay ninguna voluntad de limpiar, ni de transparencia, porque todos tienen muertos en los armarios. Y los que no los tienen aún es porque no han tocado poder. Así que lo mejor es que ésto pete y empezar de cero. Aunque estoy a punto de perder lo último que se pierde…

    • Gracias Sylvia. Lo malo es que sólo reaccionan tarde y mal y cuando no les quedan más narices. Por ejemplo con lo de Sepúlveda. ¿Ahora sí se le puede despedir? Pero coño, si hasta en el Vaticano reaccionan mejor que en los partidos políticos españoles. Ahí está el papa Benedicto (que no es Santo de mi devoción) dando ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.